Importancia de las barras antipánico

Los sistemas de cerrajería pueden adaptarse a cada circunstancia. Una de las más comprometedoras es cuando, en el interior del inmueble, sucede algo que resulta peligroso para los inquilinos y estos deben abandonarlo. La importancia de las barras antipánico se define por la facilidad que brindan ante la huida, y protección contra los ladrones del exterior. Imaginemos una situación de incendio, en la cual los inquilinos deben hallar una vía rápida de escape. Si hay muchos usuarios, o bien alguno de ellos entra en pánico, la situación puede convertirse en peligrosa, especialmente cuando la puerta se protege en su interior con dispositivos tradicionales, como cadenas. Los inquilinos, al ver su salida impedida mediante estos dispositivos, pueden ponerse todavía más nerviosos. No es una opción desproteger la puerta en su parte interior; lo adecuado es pedir la instalación de barras antipánico, uno de los dispositivos más interesantes en el sector de las vías de escape.

Con esta clase de barras, los usuarios quedan protegidos tanto de los ladrones como de las situaciones de riesgo que pueden darse en el interior de los inmuebles. Son dispositivos que incorporan barras de tamaños variables. Es importante contar con profesionales cerrajeros para que las barras y otros elementos sean perfectamente fijados. Puede informarse a través de especialistas sobre los diferentes tipos de barras antipánico existentes en el mercado. Algunas de ellas están dedicadas a las personas mayores y/o con movilidad reducida. En este caso, los sistemas incorporan doble barra, dejando el paso libre incluso a las personas dependientes.

Los edificios también pueden optimizar su seguridad mediante la instalación de pulsadores de emergencia, cerraduras corta fuego y otros elementos para los que se necesitan manos expertas. Los cerrajeros profesionales le asistirán para el montaje de barras antipánico, pulsadores... así como para instalar otros muchos elementos de cerrajería antiladrones.