Cerraduras de sobreponer invisibles

Una de las alternativas más interesantes, hoy en día, para una protección íntegra de los accesos, es la instalación de cerraduras de sobreponer invisibles. Gracias a un montaje adecuado de este tipo de componentes, los usuarios pueden gozar de accesos protegidos ante todos los intentos de robo sin tener por ello que realizar grandes desembolsos económicos.

Las cerraduras de sobreponer invisibles son una opción, pues, para todas aquellas personas que deseen evitar tentativas de robo en el acceso principal pero no puedan o no quieran cambiar puerta o cerradura de llave.

Con cerradura de llave nos referimos a la cerradura de embutir que integre la correspondiente puerta. En este aspecto, las cerraduras de embutir pueden carecer de sistemas esenciales para una protección y, sin embargo, seguir siendo válidas siempre que se asocien a las cerraduras de sobreponer invisibles.

Hay que indicar que este balance y ajuste en el plan de protección, ha de tener en cuenta el factor puerta. Hay que olvidarse literalmente de las puertas de madera sin protección interna, al menos en los accesos principales o en todos aquellos que comuniquen directamente con el interior.

Los ladrones podrán acceder al inmueble con sierras o con otros sistemas invasivos, aunque en inquilino posea la mejor cerradura del mundo. En nuestro grupo de cerrajeros en Guipuzcoa le informamos sobre las mejores marcas de cerraduras invisibles, así como damos respuesta a preguntas frecuentes realizados por todos aquellos usuarios que se deciden por este método.

Por ejemplo, uno de los ejemplos más habituales es la duda en cuanto a la batería o pila de la cerradura. Es fácil pensar que, si poseemos un telemando para abrir nuestra cerradura eléctrica interior, este puede quedarse sin pilas o sin batería, impidiendo el paso al interior. A este respecto, conviene recordar que hay que recurrir a modelos que incorporen sistemas de reserva, sistemas que avisarán al usuario mucho antes de que deje de funcionar el telemando.